Fin de año





No puedo creer que ya estamos en N O V I E M B R E !!! Solo queda un mes y ya se acaba el 2020. Se puede decir que fue un año de mierda por lo de virus, mis padres tuvieron que suspender su visita, me despidieron del trabajo, tuve covid-19 con fiebres altísimas, muchos cambios en mi vida, pero hubo mucho amor, paciencia, tolerancia y por fin puedo respirar con un poco de calma. En resumen, no fue tan mal año, ¿para qué ver el vaso medio vacío?


Como se pueden dar cuenta, las fiestas de fin de año me ponen sensible, pensativa y comienzo analizar todo lo que me rodea. Hoy vengo por las fiestas de fin de año, pero no en general, sino que una situación en específica "pasar las fiestas lejos de casa, de la familia y amigos por ser un migrante. Pues sí, yo sé que así lo decidí, y la verdad es que no me arrepiento, pero no por eso no es difícil. Es algo complicado, porque a la vez las fiestas de fin de año son mis favoritas, las luces, las decoraciones, los villancicos y los muchos adornos en los centros comerciales. ¿Pero, lejos de casa? Ahí es donde sale el toque medio amargo de la situación.


¿En qué situación estás tú? Si eres uno de los afortunados de estar en familia, disfrútalo al máximo, incluso a esa tía que no te cae muy bien porque si piensas en migrar, creeme que hasta esa familia bien lejana extrañaras. Y si eres uno de los que está pasando por mi situación, cuéntame tu historia, escríbeme al email o al chat, pero no olvides que no estás solo, habemos muchos en la misma situación y es momento de apoyarnos, darnos una palabra de aliento a la distancia.



















1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo